Hipotecas y Ley de Segunda Oportunidad
5 (100%) 2 vote[s]

Hipotecas y Ley de Segunda Oportunidad

Cada día en España pierden su vivienda más de cien familias. El banco pone en marcha la ejecución hipotecaria, en el momento en que no se puede hacer frente al pago del crédito hipotecario, terminando en desahucio de la familia, y posteriormente vender esa vivienda.

Pero no acaba aquí.

Muchas veces nos encontramos con que además de la entrega de la vivienda, hay que añadir que la deuda no queda totalmente saldada, por lo que se sigue teniendo deuda con el banco.

Hipotecas: ¿Qué es y en qué consiste la dación en pago?

La Dación en pago es un acuerdo entre el Banco y el deudor para saldar la deuda, ya que éste último no puede hacer frente al pago del préstamo hipotecario.

Consiste en la entrega de la vivienda y el banco da por liquidada la deuda por completo, sin cantidades ni intereses restantes, independientemente del valor de la casa y si cubre la totalidad de la deuda.

El Banco, además, se evita iniciar un procedimiento judicial de ejecución hipotecaria y se libera al deudor de la angustiosa carga de deber al banco dinero incluso al haber ya subastado su casa.

Sin embargo, no se ha aprobado aun una dación en pago generalizada para las deudas hipotecarias, por lo que depende de distintos factores según el caso.

Hipotecas y La Ley de Segunda Oportunidad: El Real Decreto-Ley 1/2015

La Ley de Segunda Oportunidad supone un salvavidas para los ciudadanos particulares y profesionales por cuenta propia (autónomos) que hayan fracasado en su actividad empresarial y precisan de una alternativa de financiación para superar sus deudas acumuladas.

El “mecanismo de segunda oportunidad”, se contiene en el Real Decreto-ley 1/2015 aprobado el 27 de febrero de 2015 por el Gobierno de España.

Este procedimiento de Segunda Oportunidad, consiste en la liquidación del patrimonio del deudor, y le libera de la deuda restante, siempre teniendo en cuenta que el deudor ha de subsistir con un mínimo de activo.

Es decir, hasta donde se pueda, y lo restante se cancela y libera al deudor de su pago.

Un ejemplo real lo explica mucho mejor:

En 2007, María pidió al banco una hipoteca de 300.000 euros para comprar un piso, en el momento de cumbre de la burbuja inmobiliaria. En 2014, siete años después, perdió su empleo y llevaba más de año y medio en paro, y no pudo hacer frente a los 950 euros mensuales de hipoteca.

Tras varios requerimientos y aplazamientos, el banco ejecutó la hipoteca.  

María fué desahuciada de su casa y el piso fue vendido en subasta, pero se obtuvo  un precio menor del importe que aún debía por el crédito, con lo que a pesar de haber entregado su casa, sigue teniendo una deuda de 50.000 euros con el banco.

Frente a esta situación dramática, en la que aún habiendo perdido los deudores su vivienda se ven perseguidos por la sombra de la deuda de por vida, muchas voces se alzaron reclamando la llamada “dación en pago”.

En este ejemplo, si se diese la “Dación en Pago”, María tras entregar su vivienda, salda todas sus deudas con el banco, aunque quedasen esos 50.000 euros de diferencia entre la deuda pendiente y el valor de la vivienda.

Llámanos

Cuéntanos tu caso si eres empresa o particular y concertaremos una cita en la ciudad que resides.

 

CENTRALITA

Horario de atención: 9:00 a 21:00 horas de Lunes a viernes  

LLAMADA GRATUITA:

900 90 70 45

 

Déjanos tus datos y buscaremos la mejor solución a tu situación:

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

Déjanos tus datos

Deja tus datos en el formulario de contacto y te llamaremos a la brevedad